Actúa Baleares ha denunciado a la Conselleria de Salud ante el Gobierno central por entregar la tarjeta sanitaria a 12.000 inmigrantes ilegales para que, según el anuncio del propio Govern, “puedan acceder a todos los servicios sanitarios públicos en las mismas condiciones que el resto de ciudadanos de esta comunidad”.

Según ha informado el partido en un comunicado, esta medida es “ilegal, injusta e irresponsable”, puesto que, según una sentencia de septiembre de 2017 emitida por el Tribunal Superior de Justicia de Baleares, “únicamente el Estado y no las comunidades autónomas tiene la competencia para definir el concepto de asegurado y beneficiario del sistema nacional de salud”.

Por ello, Actúa Baleares ha criticado que, pese a la sentencia mencionada, el Govern que, al parecer, recurrió al Tribunal Supremo, no haya suspendido la entrega de tarjetas sanitarias “haciendo gala de su irresponsabilidad”.

El presidente de la formación, Jorge Campos, ha aclarado que “cualquier persona, sea ilegal o no, tiene derecho a la asistencia sanitaria urgente por razones de humanidad, pero es injusto, además de contrario a la sentencia del TSJIB, que los ciudadanos españoles y los extranjeros con permiso de residencia estén sosteniendo con sus impuestos la entrega de tarjetas sanitarias a inmigrantes ilegales para que estos puedan acceder a especialistas y todo tipo de pruebas o intervenciones quirúrgicas”.

A su juicio, esto provoca “un efecto llamada que colapsará un sistema sanitario que ya cuenta con graves carencias en Baleares como demuestra que 40.000 pacientes aguarden una media de 33 días para acceder a un especialista o que 13.000 esperen 80 días para un cirujano”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.