Foto: Reuters

El piloto alemán Sebastian Vettel (Ferrari) ha señalado antes de la apertura del Mundial de Fórmula 1 con el Gran Premio de Australia que su “principal reto” a sus 30 años y con 4 títulos ganados con Red Bull es poder conquistar el título con Ferrari, el “equipo más grande de la historia”, y ante los mejores pilotos, como el vigente campeón Lewis Hamilton (Mercedes).

“Estoy buscando la máxima satisfacción, que sería ganar con Ferrari que es el mejor equipo de la historia, el equipo más fantástico en el ‘paddock’ y ese es el principal reto ahora mismo; ganar con Ferrari y a los mejores, y Lewis es uno de ellos”, manifestó este jueves Vettel en rueda de prensa sentado junto al británico y al australiano Daniel Ricciardo (Red Bull).

Pese a ver a Hamilton y a Mercedes como favoritos, por el mero hecho de ser los vigentes campeones y dominadores absolutos los últimos años, cree que a lo largo del Mundial podrá batallar con ellos ya que, visto lo visto en los test de Montmeló y a la espera de que lleguen mejoras para el monoplaza, se ve en buena forma.

“Mercedes y Lewis son favoritos, y es correcto, para pelear por este Mundial. Pero será largo y esta carrera en Melbourne es en muchos modos particular. Estamos deseosos de empezar, de estar preparados, y tenemos motivos para estar confiados. Nuestro coche es buenísimo y hay material que está por llegar. Basándome en los test creo que estamos en buena forma”, celebró.

Eso sí, todavía no sabe si están en disposición de ser más rápidos y mejores que el Mercedes. “No tenemos la respuesta todavía. Lo intentamos. Es una temporada larga, si fuera a una carrera sería una historia diferente, pero son muchas”, respondió el de Heppenheim sobre si tenía la velocidad necesaria en su Ferrari para batir a las ‘flechas plateadas’, que parecen seguir estando algo por encima.

“El plan está del todo expuesto, pero no lo tengo conmigo, está en mi habitación. Así que, por supuesto, es ‘top secret’ y no puedo darte ningún detalle”, apuntó preguntado sobre si tenía un plan maestro para batir a Hamilton y al resto de pilotos.

Y es que el germano aseguró que Lewis Hamilton “no tiene muchas debilidades”. “Creo que está haciendo muy buen trabajo durante varios años. Es algo raro de responder cuando además la persona está sentada a tu lado. Pero no hay muchas debilidades en él”, admitió al respecto.

“Estoy seguro de que todos tenemos nuestros puntos débiles. Quizá algunas son parte de nuestro carácter, quizá otras parte del pilotaje. Pero para ser honesto no pienso en ello. Pienso en mis debilidades para intentar ser mejor en lo que necesito mejorar. Las de las demás no están en mis manos”, reconoció.

En la primera toma de contacto con la prensa en el presente Mundial, no faltaron las ironías y momentos distendidos. Como cuando le preguntaron a Lewis Hamilton (Mercedes), a sus 33 años, si los pilotos tenían una edad tope para dejar de mejorar como pilotos. Vettel, con 30 años e interpelado por ello, bromeó: “Lewis es un poco mayor que yo y no ha llegado a ese tope, así que tengo mucho por anhelar”.

Unos diálogos entre Vettel, Hamilton y Daniel Ricciardo que siguieron cuando les preguntaron si el próximo campeón estaba en la mesa, entre ellos tres, o estaba fuera hablando holandés, en referencia al compañero del australiano, Max Verstappen. “Esperamos que el campeón esté sentado aquí. ¿Es obvio, no?”, apeló el alemán de Ferrari.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.