Un niño de seis años se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital de Son Espases después de sufrir el martes un fuerte accidente en Son Ferriol. El menor se subió a una moto de gran cilindrada, una Kawasaki Z 1000, y recorrió dos manzanas a gran velocidad hasta acabar estrellado contra un poste de hormigón.

Un hombre de 27 años justo acababa de volver a su casa para buscar algo y dejó la moto fuera y en marcha. No contaba con que su primo lejano, un menor de seis años, iba a subirse a esta. Una vez a sus mandos, aceleró y recorrió dos manzanas en sentido contrario. Por suerte no llegó a topar con ningún otro vehículo en este tramo, pero tras pasar dos cruces a toda velocidad se empotró contra un poste de hormigón.

Un equipo de emergencias se movilizó rápidamente y encontraron al niño tirado en el suelo y malherido. Sufrió un traumatismo craneoencefálico y varias fracturas en una pierna. De esta manera, una ambulancia tuvo que trasladarlo en estado muy grave hasta el hospital de Son Espases, donde dos días más tarde aún permanece ingresado.

Tras esto, la Policía Local se hizo cargo de investigar qué sucedió en el accidente. Todo apuntaba a que el niño se subió por sí mismo a la moto, algo que él mismo confirmó después. Igualmente, el cuerpo municipal informó de los hechos a la Fiscalía de Menores, aunque en un principio no se prevé que vayan a imputar a su primo y mucho menos al pequeño por su corta edad. Eso sí, sospechan que el accidentado sabía manejar la moto por algún motivo no precisado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.