Foto: Policía Local de Palma

Lo que fue un simple robo por tirón acabó de la peor manera posible para el infractor. El ladrón, además de acabar detenido, tuvo que ser intervenido en el hospital de Son Espases después de romperse el tobillo mientras un turista le perseguía por Palma.

Los hechos sucedieron a partir de las 21:30 horas del pasado domingo, explica la Policía Local de Palma. Una mujer, de unos 53 años, iba caminando por la calle Sant Miquel cuando de repente apareció un hombre que quiso sustraerle su bolso de un tirón. Tras forcejear con su víctima, quien cayó y se lastimó las rodillas, logró su objetivo. Pero no iba a salirse con la suya tan fácilmente.

Un turista presenció el robo e inició la persecución de presunto delincuente. La acción continuó hasta que el hombre llegó a la Costa de la Pols, donde se cayó y sufrió una fractura abierta en el tobillo. Se quedó tendido en el suelo y muy dolorido, por lo que requirieron de la presencia de una ambulancia.

Por su parte, la víctima, de nacionalidad venezolana y residente en Palma, pudo recuperar su bolso después de llegar, con dolores, al punto en el que el ladrón estaba tumbado.

Los sanitarios, una vez vieron la gravedad de las heridas del varón, se dieron cuenta de que iba a tener que ser intervenido. De la misma forma, la Policía Local de Palma le detuvo por un delito de robo con violencia. El hombre ha sido identificado como Juan Carlos L.A., de 29 años y nacido en Campos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.