Un camión ha causado varios problemas durante la mañana de este jueves. Después de entrar en la rotonda que hay a la altura de Son Hugo, en Palma, ha golpeado a un motorista y también dos semáforos. Uno de ellos ha quedado doblado encima de las vías del tren de Sóller, lo que ha provocado retrasos en su servicio. Además, ha habido importantes retenciones mientras actuaban los equipos de emergencias.

El remolque del vehículo, de grandes dimensiones, se ha subido a la acera al entrar hacia las 9:50 horas a la rotonda. Se cree que puede ser debido a que no ha entrado bien en la glorieta o ha perdido el control de la parte trasera. Así, ha doblado dos semáforos y también ha tirado al suelo a un motorista.

Uno de los semáforos ha quedado torcido sobre las vías del tren de Sóller. De esta manera, el ferrocarril no ha podido avanzar y se ha visto obligado a quedarse parado durante media hora. Unos técnicos del servicio de mantenimiento han enganchado un cable y han tirado con la ayuda de un vehículo para que se pusiera recto y los vagones pudieran continuar su curso.

Mientras tanto, una ambulancia ha acudido para atender al motorista que se ha visto implicado en el accidente. El hombre ha sufrido heridas leves: tenía algún golpe y sangre en la cara.

Por su parte, la Policía Local de Palma también se ha presentado y se ha hecho cargo de la investigación. Además, ha regulado el tráfico, pues se han generado atascos muy importantes por la zona.

Asimismo, los agentes han procedido a hacer la prueba de alcoholemia al conductor del camión. Su resultado ha sido negativo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.