Agentes de la Policía Nacional han mediado para que una joven de 18 años de edad no se arrojase al vacío desde la azotea de un bloque de pisos.

Los hechos ocurrieron en el día de ayer a las 14 horas en Palma, cuando la Policía Nacional tuvo conocimiento de que una joven quería suicidarse arrojándose desde la azotea de su edificio.

Rápidamente acudieron varias dotaciones de Policía Nacional y de los servicios sanitarios para evitar un desenlace fatal. A la llegada, los agentes se encontraron a la joven sentada en el muro de la azotea, con los pies colgando al vacío. Tras valorar la situación, un agente se sentó a su lado, respetando el espació y así poder establecer una vía de diálogo y confianza.

Tras conocer que la joven había estado hablando con una amiga esa misma mañana, se contactó con la misma, que rápidamente acudió al lugar y con su colaboración y en un descuido de la joven, los agentes pudieron alcanzarla y evitar que se precipitase al vacio.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.