Foto: Reuters

Al menos siete palestinos han muerto y unos 500 han resultado heridos a causa de los enfrentamientos que se han producido este viernes con las fuerzas israelíes en una de las mayores manifestaciones que han tenido lugar en la Franja de Gaza en los últimos años.

Según fuentes médicas del territorio palestino, entre los fallecidos hay un adolescente de 16 años y la mayoría de las víctimas presentaban heridas de bala.

Las fuerzas israelíes han confirmado los choques y han denunciado que algunos manifestantes han lanzado neumáticos incendiados y piedras a través de la valla fronteriza, por lo que los soldados han tenidos que usar “medios de dispersión”, incluido fuego real.

Miles de palestinos se han manifestado este viernes en cinco puntos de la frontera gazací donde han instalado decenas de tiendas de campaña porque pretenden quedarse allí seis semanas para reivindicar el derecho de los refugiados palestinos a regresar a lo que hoy es Israel.

Han elegido el 30 de marzo como arranque porque es el ‘Día de la Tierra’, en el que se recuerda a los seis ciudadanos árabes de Israel que fueron abatidos durante una serie de manifestaciones contra la confiscación de terreno en 1976, y el 15 de mayo como cierre por ser el día del Nakba (Catástrofe), que conmemora el desplazamiento de cientos de miles de palestinos por la creación del Estado de Israel en 1948.

El Gobierno de Benjamin Netanyahu ya había previsto disturbios y por ello esta misma semana ordenó el despliegue de más de cien francotiradores del Ejército en torno a la Franja de Gaza.

Por su parte, el enviado especial de la ONU, Nickolai Mladenov, había instado a ambas partes a evitar un aumento de la violencia. “Especialmente los niños no deberían estar en riesgo en ningún momento”, dijo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.