Un incendio ha roto la tranquilidad de las personas que se alojaban este jueves por la mañana en el hotel Saratoga en Palma. Muchos de los clientes han sido desalojados, mientras otros tantos han tenido que permanecer en sus habitaciones para evitar el humo. Seis personas han resultado intoxicadas y dos de ellos han sido trasladados al hospital.

El fuego se ha declarado hacia las 08:10 horas en un cuadro eléctrico en el sótano del hotel, situado en el Paseo Mallorca. Los primeros efectivos de emergencias que han llegado han sido la Policía Local y la Policía Nacional. Los agentes del cuerpo municipal fueron desalojando a las personas que pudieran estar expuestas al negro humo que había generado el incendio. Por su parte, los policías nacionales fueron con extintores a sofocar las llamas.

Después, la Policía Local revisó las habitaciones junto a los trabajadores del establecimiento. El humo había subido hasta la tercera y la cuarta planta mediante las canalizaciones. Incluso llegó a provocar que las tuberías de agua se rompieran e inundaran el lugar. Así, cuando encontraban a alguien, le pedían que se quedara recluido y que no saliera. En principio no había ningún otro peligro.

Posteriormente llegaron los Bomberos, quienes acabaron de extinguir el incendio. Asimismo, se encargaron de ventilar el hotel para que la vida pudiera volver a la normalidad. Sin embargo, ante la necesidad de cortar los suministros de agua y electricidad para reparar los daños, el hotel ha decidido realojar a los 58 huéspedes en otros establecimientos.

Asimismo, acudieron ambulancias del 061 para atender a las seis personas que resultaron intoxicadas por el humo. Dos de ellos eran policías locales y los otros cuatro, trabajadores. Dos empleadas, una asmática, tuvieron que ser trasladadas hasta distintos centros hospitalarios. Ambas fueron dadas de alta al mediodía.

Desde el hotel Saratoga han querido dar un “mensaje de tranquilidad y de vuelta a la normalidad”. “Estamos trabajando para recuperar el ritmo habitual del hotel y, una vez recuperado el suministro eléctrico, tanto los departamentos internos como de atención al cliente desarrollarán su trabajo como normalmente realizan”, han explicado. Eso sí, este jueves permanecen cerrados tanto su gastrobar como el Blue Jazz Club, que ha tenido que suspender un concierto programado para la noche de la misma jornada del suceso.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.