El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia ha informado a Reino Unido que más de medio centenar de diplomáticos británicos — frente a los 23 confirmados hasta ahora — deberán regresar a su país, según ha hecho saber este sábado la portavoz de la oficina diplomática del Gobierno de Moscú Maria Zajarova.

“Estamos hablando de unos 50 diplomáticos aproximadamente”, ha declarado Zajarova, en un nuevo episodio de la progresiva ruptura de relaciones entre Rusia y Occidente tras las acusaciones vertidas contra Moscú por el envenenamiento del ex espía ruso Sergei Skripal y de su hija Yulia en Londres el pasado 4 de marzo.

Skripal fue condenado en Rusia por vender información sensible a Reino Unido. Fue liberado en un canje de espías entre Moscú y Washington y recaló en suelo británico, donde vive bajo condición de asilado político.

Rusia ha negado toda implicación en el incidente y acusado a su vez a Londres de impedir que participe en la investigación. El cruce de acusaciones ha acabado degenerando en una multitudinaria expulsión mutua de diplomáticos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.