El conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, ha anunciado este martes que prevé que en junio entre en vigor el convenio con el Ayuntamiento de Palma para que los residentes de Menorca, Ibiza y Formentera puedan disponer de la tarjeta ciudadana de la EMT con un perfil especial llamado ‘usuari d’Illes’.

Así lo ha indicado el conseller durante una comparecencia en el pleno del Parlament, a instancias del PP, para informar sobre el cumplimiento de una PNL relativa a la Ley de Capitalidad. El Govern dedicará 50.000 euros fijos para el pago de los descuentos a los no residentes en Palma.

Pons ha explicado que la Conselleria está ultimando el convenio con el Ayuntamiento de Palma, concretamente con la empresa municipal de transportes (EMT). El objetivo es que los residentes en Menorca, Ibiza y Formentera puedan disfrutar del servicio de transporte urbano con las mismas condiciones que los palmesanos y “mitigar los efectos de la doble y triple insularidad”.

Para ello, tendrán una tarjeta específica con la que podrán utilizar la línea 1 (aeropuerto) con la misma tarifa que usuarios de la tarjeta ciudadana, es decir, un euro en lugar de los cinco euros del suplemento del aeropuerto. Igualmente, el billete sencillo pasa de 1,50 euros a 80 céntimos.

Además, los jóvenes universitarios y de formación profesional podrán solicitar la tarjeta con perfil de estudiante para utilizar toda la red de la EMT con el mismo precio que los estudiantes residentes. De este modo, el precio se reduce de 1,50 euros a 45 céntimos en el billete sencillo, y de cinco euros a 67 céntimos en los trayectos con el aeropuerto.

Por otra parte, Pons ha recordado que la Conselleria prevé integrar las redes de la EMT y del Transporte Interurbano para 2019, de modo que los estudiantes podrán utilizar también el metro al precio de 45 céntimos.

LA TARJETA SE OBTENDRÁ A TRAVÉS DE LOS CONSELLS

Quien emite las tarjetas es la EMT pero para facilitar su obtención podrá solicitarse a través de los Consells Insulars. “No tenía sentido que tuvieran que venir a Palma para obtener la tarjeta”, ha apuntado el conseller.

Por ello, la EMT deberá establecer “acuerdos técnicos” con los Consells, para que recibir de ellos información en cuanto al número de personas interesadas y acordar un sistema para entregar las tarjetas en la Isla de residencia.

50.000 EUROS PARA EL PAGO DE LOS DESCUENTOS

La Conselleria de Territorio, Energía y Movilidad prevé destinar 50.000 euros anuales para el pago de estos descuentos como cuantía fija. En virtud del convenio, la EMT dará traslado de las facturas por el coste de estos descuentos, que asumirá el Govern. Pons ha indicado que están dando los pasos necesarios para realizar una modificación de crédito para poder disponer de esta partida presupuestaria.

Para liquidar estos gastos, la EMT informará mensualmente sobre el número de usuarios con el perfil especial que han hecho uso del transporte de Palma y el número de servicios.

El conseller ha insistido en que este trabajo “no ha sido fácil” y que por dificultades de la gestión administrativa han tenido que celebrar “más reuniones de las previstas”. Con todo, ha destacado que la tramitación del convenio está en marcha y que ya se prevé la partida presupuestaria correspondiente. El convenio tendrá una vigencia de dos años, prorrogables si se considera necesario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.