Govern

JxCat ha pedido este miércoles que el expresidente de la Generalitat y diputado del grupo, Carles Puigdemont, pueda delegar su voto en todos los plenos del Parlament, y Cs ha pedido un informe jurídico de los letrados por considerar que existen dudas de que pueda hacerlo.

La petición de delegación ha llegado un minuto antes de que se reuniera la Mesa del Parlament, el órgano rector de la Cámara, que debate ahora la idoneidad de pedir este informe.

Hasta la fecha habían pedido delegar el voto en otros plenos los diputados encarcelados y se había tramitado sin problemas, pero nunca antes lo habían pedido diputados que se fugaron al extranjero para no comparecer ante la justicia.

Puigdemont solicitó delegar el voto al inicio de la legislatura, pero retiró finalmente la solicitud y eso evitó un encontronazo con el Gobierno, que se había posicionado en contra y había advertido de que, si se autorizaba, lo recurriría ante la justicia.

Ahora el expresidente ha cambiado de parecer y sí quiere poder delegar el voto en el pleno de este miércoles y en los sucesivos, en el que se debatirá una resolución de JxCat, ERC y la CUP en el que se reivindica el derecho a ser investido de Puigdemont, Jordi Turull y Jordi Sànchez.

POR SU “INCAPACIDAD”

En la solicitud de delegación de voto, a la que ha tenido acceso Europa Press, el expresidente solicita delegar su voto en su compañera de grupo Elsa Artadi en todos los plenos de la legislatura mientras dure su situación de “incapacidad”.

Puigdemont, que residía en Bélgica desde el 30 de octubre, fue detenido el domingo en Alemania mientras regresaba en coche de una viaje a Finlandia; el juez ahora debe decidir si lo extradita o no España donde pesa una orden de detención contra él.

LA SORPRESA DE TORRENT

Fuentes parlamentarias consultadas por Europa Press han explicado que el presidente Torrent no conocía las intenciones de JxCat, “ha reaccionado con cara de sorpresa y ha pedido corriendo un receso” de la reunión de la Mesa.

Fuentes de ERC han mostrado su enfado por esta maniobra de JxCat porque no habían sido avisado previamente y por considerar que abre un conflicto innecesario –los independentistas tiene la mayoría justa de 68 diputados y no necesitan por ahora el voto del expresidente–.

Cs ha pedido un pronunciamiento de los letrados por la situación que se ha generado y, teniendo en cuenta que el pleno debe empezar de forma inmediata –estaba programado para las 10–, los más probable es que el pronunciamiento sea “verbal” y no por escrito.

El PP se ha mostrado contrario a que el expresidente pueda delegar el voto y el PSC ha explicado que “acatará” lo que digan los letrados de la Cámara.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.