La exconsejera de Enseñanza de la Generalitat Clara Ponsatí se ha entregado a las 11.45 horas de este miércoles en una comisaría de policía en Edimburgo (Escocia) en cumplimiento de la Orden europea de detención y entrega (OEDE) emitida por el Tribunal Supremo.

A las puertas de la comisaría, el abogado de Ponsatí, Aamer Anwar, ha explicado que su cliente se entrega en virtud de la euroorden dictada por las autoridades españolas y ha hablado de “persecución política”.

En una breve intervención ante los medios en la que Ponsatí no ha tomado la palabra, el abogado ha explicado que será transferida al Juzgado de Primera Instancia de Edimburgo, donde quedará bajo custodia.

Anwar ha anunciado que la vista sobre la extradición en el juzgado tendrá lugar a las 15 horas de este miércoles (hora española) y ha avanzado que pedirán su puesta en libertad bajo fianza.

Ha recordado que las autoridades españolas quieren extraditar a Ponsatí bajo las acusaciones de rebelión violenta y apropiación indebida de fondos públicos “por haber ayudado a organizar un referéndum”.

“Mi equipo legal ha recibido instrucciones para defender firmemente a Clara (Ponsatí) de las acusaciones”, y ha explicado que ella cree ser objeto de persecución política y de un intento sistemático de frustrar los ánimos de los catalanes y su deseo de libertad, en sus palabras.

Según Anwar, la exconsejera no cree que los tribunales españoles “garanticen independencia, derechos humanos y justicia”, y acepta que su destino está ahora en manos de la justicia escocesa.

CROWDFUNDING

La exconsejera ha iniciado este miércoles una campaña de crowdfunding para sufragar su defensa y ha logrado con microdonativos las 40.000 libras esterlinas que pedía para poder pagar su defensa, y ha incrementado la cifra pedida a 100.000 libras, alcanzándola en tres horas y media.

Lo ha anunciado ella misma a través de un mensaje de Twitter, en el que ha explicado que durante la mañana de este miércoles acudirá a una comisaría con su abogado: “Seré detenida y llevada a los tribunales mientras España intenta extraditarme”.

Ponsatí explica en la página de su campaña de ‘crowdfunding’, iniciada en el portal CrowdJustice, que “siempre es difícil estimar los costes de un caso de extradición internacional complejo, pero los costes de enfrentarse al Estado español serán considerables durante varios meses”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.