Foto: Reuters

El equipo polaco de 4×400 batió este domingo el récord del mundo en pista cubierta de la prueba en la final del Mundial de Birmingham, donde batió a Estados Unidos, gran dominador y favorito.

Karol Zalewski, Rafal Omelko, Lukasz Krawczuk y Jakub Krzewina firmaron un tiempo de 3:01.77 para dar a Polonia el segundo título mundial tras el que lograron en 2001. Al límite tuvo que correr el cuarteto polaco para evitar un nuevo triunfo americano.

El dominio de Estados Unidos desde 2006 encontró su fin ante Polonia, a pesar de que los yanquis Fred Kerley, Michael Cherry y Aldrich Bailey y Vernon Norwood también hubieran bajado el récord del mundo (3:01.97), el que ostentaba el equipo americano desde Sopot 2014 (3:02.13).

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.