Según el escrito del fiscal, el acusado se abalanzó sobre la víctima, con quien había discutido previamente por Facebook, “de forma totalmente inopinada, sin darle la más mínima posibilidad de defensa y con el fin de acabar con su vida”.

Tras darle un puñetazo en la cara, el Ministerio Fiscal narra que el agresor inmediatamente después extrajo de la camiseta un cuchillo de cocina de diez centímetros que llevaba oculto y se lo clavó en el pecho, en el lado izquierdo, a unos cinco centímetros por encima del pezón.

A causa de ello, el menor sufrió una herida en el hemitórax izquierdo que le ocasionó un neumotórax, una laceración del lóbulo pulmonar superior izquierdo y un hemotórax laminar izquierdo por lo que requirió cuatro días de ingreso en el hospital.

La Fiscalía solicita, además del ingreso en prisión, una orden de alejamiento de 500 metros y prohibición de comunicación con la víctima durante 20 años y 6.800 euros de indemnización por el tiempo que tardó en curar las lesiones y por perjuicio estético.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.