La Policía británica ha analizado este martes varios paquetes sospechosos remitidos a la sede del Parlamento, aunque ha descartado que suponga nriesgo alguno, tal como ya ocurrió el lunes con otro incidente similar que llevó al traslado de dos personas al hospital por precaución.

Este martes, “la Policía Metropolitana ha analizado dos objetos postales que contenían sustancias sospechosas y que han resultado no ser peligrosos”, ha explicado el Parlamento en un comunicado.

Aunque “las zonas afectadas han sido acordonadas temporalmente”, no se ha reaizado evacuación alguna. “Una persona ha sido atendida en el hospital por precacución”, ha añadido el Parlamento.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.