La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, quiere que todo el transporte público sea gratuito para reducir la contaminación del aire, pero se enfrenta a la firme oposición de la jefa de la autoridad regional de transporte, que ha defendido que esa medida afectaría a los contribuyentes.

La edil socialista de la capital francesa anunció el lunes que va a iniciar un estudio antes de verano sobre la viabilidad del transporte gratuito en toda la ciudad y declaró al diario francés ‘Les Echos’ que quiere debatir el asunto de cara a las elecciones municipales de 2020.

Hidalgo destacó que todas las grandes ciudades del mundo están tratando de desarrollar un sistema de transporte limpio y de mejorar la calidad del aire reduciendo el número de vehículos en las calles, un objetivo que requiere que el transporte público sea más atractivo.

“Para mejorar el transporte público no solo deberíamos hacerlo más extensivo, regular y cómodo, sino que también deberíamos repensar el sistema de tarifas”, señaló la alcaldesa.

Sin embargo, Valerie Pecresse, presidenta de la región de Île-de-France, en los alrededores de París, y jefa de la autoridad de transporte del área, Île-de-France Mobilités (IDFM), ha rechazado la propuesta y ha señalado que si los usuarios no pagan tendrán que hacerlo los contribuyentes.

“Hoy, nuestra prioridad es modernizar el transporte”, ha dicho Pecresse a Radio Classique. “La venta de pasajes permite el ingreso de 3.000 millones de euros al año. Necesitamos ese dinero”, ha añadido la responsable.

El presupuesto de la red de transportes de Île-de-France es de 10 millones de euros por año, el 28 por ciento proveniente de la venta de billetes, según ‘Le Parisien’.

Hidalgo ha explicado que, en el estudio, se “analizarán ejemplos en Francia y en el extranjero”, como el de la ciudad alemana de Bonn, tal y como recoge ‘Le Figaro’. “En particular, se deberá evaluar si existe un modelo económico viable y nada dice hoy en día que eso vaya a ser posible”, ha añadido la edil.

Pecresse, que podría enfrentarse a Hidalgo en las elecciones de 2020, ha explicado que sería injusto que el transporte fuera gratis para los parisinos pero no para los habitantes de los suburbios. Hidalgo no ha especificado si su propuesta alcanzaría solo a los 2,2 millones de residentes de la capital o a los 12 millones que viven en la ciudad y en la región de Île-de-France.

Un estudio de 2015 de la agencia de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, señaló que París, donde el 60 por ciento de las personas utilizan el metros, los autobuses y la red de trenes, es una de las ciudades donde más se usa el transporte público del continente.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.