Foto: Reuters

El piloto español Fernando Alonso (McLaren) continúa pagando los problemas de fiabilidad de su nuevo MCL33, más rápido y constante aún así que el del año pasado, y ha tenido que detenerse otra vez por pérdidas de aceite, como le sucedió el pasado miércoles, coincidiendo además en que se ha parado en la misma curva 7 que entonces.

Alonso, en el día de la marmota, volvió a ver truncados sus planes por una pérdida de aceite que afectó a su monoplaza, que dejó en el mismo lugar que el miércoles. Este viernes había dado 7 vueltas cuando apenas había arrancado la sesión y vio como el coche se paraba, dejando aceite en el trazado y provocando otra bandera roja, la primera de la sesión.

No fue el único el español en vivir malas sensaciones. Carlos Sainz fue el elegido por Renault para abrir esta octava y última jornada de entrenamientos oficiales, contando las dos semanas. El madrileño no pudo apenas rodar por problemas en la caja de cambios, que obligaron a su equipo a trabajar a contracorriente en boxes.

Además, el Sauber de Charles Leclerc, apenas once minutos después de la bandera roja de Alonso, provocó otro parón en la sesión al apretar demasiado a su monoplaza y también en el mismo lugar donde tuvo el incidente el pasado miércoles.

De momento el piloto más rápido está siendo el finlandés de Ferrari Kimi Raikkonen, discreto hasta el momento en estos test donde su compañero Sebastian Vettel ha pulverizado el récord oficioso del Circuit de Barcelona-Catalunya con el nuevo trazado y asfalto. También Romain Grosjean (Haas) pudo bajar del 1:19 en las primeras horas de jornada.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.