Las agresiones a médicos en Baleares se triplicaron durante el 2017 con 14 casos registrados, cuatro de ellos con resultado de lesiones físicas, según ha informado este jueves el Colegio de Médicos de Baleares (Comib). Los datos se han facilitado con motivo del día nacional contra las agresiones en el ámbito sanitario, que se celebra el 16 de marzo, al que también se ha unido el Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE) para condenar estos casos de violencia.

Según ha indicado el Comib, del total de agresiones, cuatro fueron físicas y el resto fueron amenazas e insultos. En concreto, en el 2016 hubo cuatro casos de agresiones y, por tanto, la incidencia acumulada de agresiones en 2017 es del 2,48 por cada 1.000 colegiados en las Islas, por encima de la media nacional, del 2,05 por cada 1.000 colegiados.

De los casos registrados, el 43 por ciento se sitúan en la franja de edad de los 36 a los 45 años y el 36 por ciento en la de 46 a 55 años. Además, el 85 por ciento de los agredidos sufrió los ataques en el sector público y el 15 por ciento, en el privado.

El Comib, a través de sus servicios jurídicos, se ha personado como acusación particular en siete casos.

Por su parte, el secretario de Acción Social del SAE, Daniel Torres, ha explicado que “la cercanía con el paciente y su familia que precisa el desempeño de nuestro trabajo como Técnicos en Cuidados de Enfermería nos expone, en muchas ocasiones, a situaciones muy incómodas que acaban en ataques violentos, convirtiéndonos en uno de los colectivos sanitarios que sufre mayor número de agresiones”.

Bajo el lema ‘Ante las agresiones a sanitarios, tolerancia cero’, el lazo dorado como símbolo y el hashtag en redes sociales #StopAgresionesASanitarios, el Observatorio Nacional de Agresiones de la Organización Médica Colegial (OMC), que se puso en marcha hace ocho años, ha presentado los datos de violencia registrados en 2017 que ascienden a 515 casos frente a los 495 del año anterior, lo que supone un aumento del 4 por ciento.

En este último año, los datos registrados revelan un moderado crecimiento de estas conductas violentas en el ámbito sanitario (354, 344, 361, 495 y 515 agresiones en 2013, 2014, 2015, 2016 y 2017), lo que supone que la tendencia ascendente se mantiene por tercer año consecutivo.

Según detallan, lesiones, amenazas, coacciones, maltrato, injurias y/o vejaciones centran la mayor parte de las 3.429 agresiones que han sufrido los médicos en el ejercicio de su profesión en toda España en los siete últimos años, según los datos del Observatorio.

De los casos de violencia que se contabilizaron, el 12 por ciento de ellos acabó con lesiones, el 31 por ciento fueron insultos y el 57 por ciento fueron amenazas. “Estos episodios cercenan la confianza médico-paciente, incrementan el estrés laboral del médico y es una agresión tan grave como la física”, lamentan.

Además, han recordado que el Ministerio del Interior, a través de la Secretaría de Estado de Seguridad, ha puesto en marcha la Instrucción 3/2017, que recoge la figura del Interlocutor policial sanitario, una nueva respuesta policial, integral y transversal que está constituida por una actuación coordinada y la adopción de medidas que refuerzan las ya existentes en un marco de actuación más amplio.

El SAE también ha conmemorado este día con el lema STOP. No agredas a quien te cuida, con el que quieren condenar la violencia, tanto física como verbal, que sufren los profesionales sanitarios en sus centros de trabajo. También pretenden llamar la atención a los usuarios para “concienciarles sobre el objetivo que persiguen los profesionales sanitarios con su trabajo: garantizar la salud y el bienestar del paciente y su familia”.

Desde este sindicato buscan que el número de casos de agresiones a médicos llegue a cero, pero para eso consideran fundamental “concienciar a los profesionales para que denuncien y continuar presionando a las administraciones para que ponga en marcha actuaciones que prevengan y protejan a los profesionales”, ha afirmado Torres. En este sentido, ha recordado la reciente creación del interlocutor policial sanitario, que esperan que sirva para erradicar esta lacra.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.