El rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Javier Ramos, ha ordenado la apertura de una información reservada para aclarar lo ocurrido con el máster que cursó la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, para aclarar lo sucedido y determinar, en su caso, las responsabilidades que pudieran existir.

Dicho procedimiento que fue encargado ayer por Ramos, según ha informado la URJC en un comunicado, ha sido encomendado a la Jefa de Inspección de Servicios de la Universidad, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 28 del Real Decreto 33/1986, de 10 de enero.

La institución indica que en el día de ayer, tras las primeras informaciones sobre presuntas irregularidades en la obtención del título de Máster Universitario de Derecho Público del Estado Autonómico por parte de Cifuentes hace seis años, el rector informó de las primeras indagaciones y solicitó tanto documentación como declaraciones escritas al director del Máster y tutor del Trabajo Fin de Máster y al profesor de la otra asignatura afectada.

Estos catedráticos “aportaron actas y constancias firmadas que verificaban la regularidad de los procesos”. Con la información recabada, el rector realizó ayer una rueda de prensa indicando que hasta ese momento no tenía constancia de irregularidad alguna.

Durante la tarde de ayer se continuó “recabando información”, a partir de la cual el rector ordenó la apertura de esa información reservada.

Finalmente, el Equipo de Gobierno de la URJC manifiesta que “asume su firme compromiso con los profesores, personal de Administración y Servicios, estudiantes y la sociedad en general, a través de los medios de comunicación, de transmitir toda la información fidedigna, cuando se disponga de ella”.

EL RECTOR DIJO AYER QUE NO HABÍA IRREGULARIDAD ADMINISTRATIVA

El rector de la Rey Juan Carlos aseguraba ayer, tras saltar la polémica, que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, aprobó todas las asignaturas de su Máster y que hubo un error de trascripción a la hora de registrar dos calificaciones, que aparecían inicialmente como “no presentado”.

Así lo aseveró en rueda de prensa junto con el director del Máster de Derecho Público Autonómico que ha suscitado polémica y el profesor de la asignatura sobre Financiación de las Comunidades Autónomas, la otra disciplina en que se levantó un acta inicial de no presentado.

Ramos explicó en la comparecencia que se verificó con los profesores y docentes que Cifuentes en el trabajo de fin de Máster y en una asignatura obtuvo la calificación de 7,5 (notable) entre el periodo 2011 y 2012, aunque cuando se solicitó que se expidiera el título dos años después, se detectó que había dos calificaciones de “no presentado”.

Al preguntarse a los profesores responsables sobre este punto, los dos docentes confirman que esa referencia de no presentado es “equivocada” y se procede por parte de un funcionario a cambiar esa nota por un notable. “No ha habido ninguna irregularidad administrativa”, subrayaba el rector.

El director del Máster, Enrique Álvarez Conde, fue preguntado en diversas ocasiones sobre cómo la presidenta de la Comunidad pudo presentar al trabajo de fin de máster (TFM) si figuraba una calificación en una asignatura como no presentada, cuando la normativa vigente entonces recogía que para ello se debían tener todas las asignaturas presentadas.

Al respecto, comentó que desconoce en estos momentos todos los detalles este pormenor, pero sí aseguró que el expediente está “conforme a la legalidad” y que “nadie ha tenido un trato de preferencia” en la universidad.

Álvarez Conde incidió en que el sistema de calificación permite que se suba inicialmente las notas pero que existe un período en el que quedan abiertas las actas. Si algún alumno detecta el error se solventa en ese momento pero puede haber casos en los que ninguna de las partes lo detecta y se acaba solventando posteriormente.

El rector aseguró también que había contactado personalmente con el tribunal que calificó ese Trabajo de Fin de Máster en 2012 (tres profesoras de la institución) y que habían corroborado que Cifuentes obtuvo la calificación de 7,5 en ese TFM.

Por su parte, el profesor de la asignatura que faltaba por modificarse que versaba sobre la Financiación de las Comunidades Autónomas, Pablo Chico, manifestó que había un problema al registrar la nota de las asignaturas. Al detectarse, se resolvió, aseguró.

“He repasado los exámenes y sí aparece. Se aprobó con un 7,5. Había otro caso, una alumna que había aprobado con un cinco y constaba como no presentado”, añadió para insistir en que este tipo de casos no son extraños en la universidad.

Durante esta comparecencia, la universidad alegó que no podía hacer público el Trabajo de Fin de Máster (TFM) por protección de datos, mientras que la propia presidenta madrileña, preguntada por si está dispuesta a enseñarlo, aseguraba ayer que el documento lo tiene la universidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.