Foto: Reuters

Al menos 63 muertos es el último balance de víctimas de la ola de frío que está sacudiendo Polonia desde finales del mes pasado, según ha informado este sábado el Centro Nacional de Seguridad en un comunicado recogido por Radio Polonia. De ellas, 25 fallecieron en solo una semana, desde el 23 de febrero.

A los fallecidos por hipotermia hay que añadir 54 casos fatales de envenenamiento por monóxido de carbono desde noviembre, al principio de un invierno en el que las temperaturas han llegado a alcanzar los -22 grados.

El Centro de Seguridad del Gobierno ha hecho un llamamiento a la gente para alertar a las autoridades de aquellos que necesitan ayuda, incluidos los desamparados y los ancianos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.