Foto: Europa Press

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha declarado compleja la causa que investiga por sedición al exjefe de los Mossos d’Esquadra Josep Lluis Trapero, al exdirector de la policía autonómica Pere Soler y al ex secretario general de Interior de la Generalitat César Puig, lo que permite ampliar la instrucción hasta un máximo de 18 meses.

La titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 ha tomado esta decisión atendiendo así la petición que había hecho la Fiscalía, que consideraba necesario alargar la instrucción dado que ésta incluye “numerosos hechos punibles, con numerosas implicaciones personales y que requieren el examen de abundante documentación”.

En la causa que investiga Lamela por sedición están investigados Trapero, Soler, Puig y la intendente de los Mossos Teresa Laplana. En un principio, la instrucción se limitó a la actuación de la policía autonómica durante los incidentes ocurridos en los registros policiales en sedes de la Generalitat los días 20 y 21 de septiembre. Pero posteriormente se amplió al comportamiento de los Mossos durante el referéndum independentista del 1 de octubre.

Lamela recoge en su auto los argumentos del Ministerio Público para solicitar la complejidad, y son que la causa “se sigue por diversos hechos punibles, cometidos en el seno de una organización, con diversas implicaciones personales, estando pendiente de recibirse determinados informes interesados” por el Juzgado del que es titular que implican “el examen de abundante documentación”.

HASTA EL 27 DE MARZO DE 2019

En el auto, acuerda que el plazo de duración de la instrucción de esta causa finalizará ahora el 27 de marzo de 2019. En caso de que entonces no hubiese concluido la investigación, la Fiscalía deberá solicitar la prórroga al menos diez días antes de la finalización del plazo. No obstante, fuentes jurídicas han precisado que no creen que la instrucción de la causa por sedición se alargue tantos meses.

La juez ha declarado esta causa compleja en la línea en la que ya lo hizo el pasado 20 de febrero el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena con la instrucción que está llevando a cabo sobre el proceso independentista en Cataluña y en la que hay 28 imputados.

Es más, Llarena considera que “la imputación a gran número de personas” en este procedimiento judicial es motivo “suficiente para declarar la complejidad de esta causa”, según subrayó en su auto, en el que atendía así los escritos favorables tanto de la Fiscalía y la acusación popular que ejerce Vox como de las defensas de los investigados.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.