Foto: Reuters

El índice de precios en Venezuela se ha disparado en su tasa interanual hasta superar el 6.000 por ciento, según las cifras divulgadas por la Asamblea Nacional, un órgano controlado por la oposición y que publica estadísticas propias ante la falta de información oficial por parte del chavismo.

El informe establece la diferencia interanual de febrero en el 6.174 por ciento. “Si se mantiene esta velocidad exponencial de crecimiento de los precios prepárense para una inflación para 2018 del 131.985 por ciento”, ha advertido el diputado Ángel Alvarado en Twitter.

Solo en febrero, los precios aumentaron un 80 por ciento, un nivel que incluso es ligeramente menor al registrado en el mes previo.

Los datos sitúan a Venezuela en un estado de hiperinflación, una denominación con la que se describen los contextos en los que los precios aumentan más de un 50 pro ciento al mes o las tasas interanuales superan el 100 por cien tres años consecutivos. En el caso venezolano se cumplen ambos criterios.

El Gobierno de Nicolás Maduro ha subido en marzo por segunda vez en el año el salario mínimo, un 58 por ciento, buscando combatir una “guerra económica” que, según el presidente, lleva el sello de la derecha y de los empresarios.

La oposición, sin embargo, atribuye la alta inflación a la impresión de dinero por parte del Banco Central para financiar el creciente gasto público a través de sus empresas estatales, en medio de una recesión económica que cumple ya cinco años.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha previsto una tasa de inflación para Venezuela del 13.000 por ciento en 2018 y una contracción del PIB del 15 por ciento.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.