Foto: Europa Press

La defensa del expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y candidato a la Presidencia de la Generalitat Jordi Sánchez ha anunciado este martes -y en dos ocasiones- ante los magistrados de la sala de apelaciones del Tribunal Supremo que su cliente “está dispuesto” a renunciar en los próximos días al acta de diputado obtenida por Junts per Catalunya (JxCat) en las elecciones del pasado 21 de diciembre y volverá a su puesto de profesor en la universidad.

Así lo han confirmado fuentes presentes en la declaración, que han añadido que la defensa ha explicado que “vistas las dificultades para ejercer como diputado y de acudir al Pleno del Parlament como candidato a la Presidencia de la Generalitat,” su cliente está dispuesto a esta renuncia por conseguir la libertad y para poder “abrazar a sus hijas”.

Por su parte, tanto la Fiscalía del Tribunal Supremo como Vox han interesado que se mantenga la medida cautelar de prisión provisional para Sánchez al persistir en su caso el riesgo de reiteración en los delitos de rebelión o sedición y malversación de caudales públicos que se le imputan indiciariamente.

En el caso del Ministerio Público, el fiscal Fidel Cadena ha fundamentado su decisión en la gravedad del delito de rebelión/sedición por el que se sigue la causa y del que se han acopiado nuevas e importantes evidencias sobre la concurrencia de violencia y de otros elementos del tipo penal, directamente imputables al solicitante, así como en la apreciación de un extraordinario riesgo de reiteración delictiva

Así lo ha manifestado durante la vista celebrada este martes ante lo magistrados de la sala de apelaciones del Tribunal Supremo Francisco Montende, Alberto Jorge Barreiro y Miguel Colmenero. La defensa de Sánchez ha interesado su defensa al entender que el citado riesgo de reiteración delictiva ya no existe.

Las mismas fuentes, presentes en la Sala, han señalado que durante su turno de última palabra Sánchez no ha hecho mención a ese anuncio de su abogado pero tampoco lo ha corregido, y se ha limitado a apelar a su condición de hombre de paz y diputado de libre elección en el Parlament, para añadir que nunca pudo desobedecer órdenes judiciales que prohibían el referéndum del 1 de octubre porque nunca las recibió.

REQUISITOS PARA PRESENTARSE

Además, Sánchez ha explicado al tribunal que aceptó estar en la candidatura de JxCat porque en el programa de la candidatura no se hablaba de vía unilateral para conseguir la independencia y que pactó que, de modificase esta situación, él abandonaría el grupo parlamentario. Ha añadido que el carece del “liderazgo carismático” que le atribuye el instructor de la causa, Pablo Llarena, en los autos en los que ha venido denegando su excarcelación.

La posición del Ministerio Público en el caso de Sánchez es diferente a la adoptada para el exconsejero catalán de Interior, Joaquim Forn, para quien el Ministerio Público ha interesado que pueda salir en libertad bajo fianza de 100.00 euros. En este caso el fiscal Fidel Cadena no ha argumentado ante los magistrados de la sala de apelaciones su cambio de criterio y se han limitado a señalar que actuaban en atención a la enfermedad que sufre el exmandatario -ha dado positivo a un test de tuberculosis- por orden del fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar.

Por su parte, los abogados de Vox han defendido que se mantenga la medida cautelar de prisión provisional al no existir circunstancias nuevas que modifiquen las razones por las cuales se decretó su entrada en prisión y confirmar la vinculación de la ANC y el que fuera su presidente los actos de violencia del 20 de septiembre frente a la Consejería de Economía en Barcelona y del 1 de octubre.

También han solicitado que se mantenga la denegación del permiso solicitado para acudir al pleno de investidura del Parlamento.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.