La Asociación de Policía Interinos de las Islas Baleares (ASPIB) señala que la posible pérdida de 600 agentes de Policía Local en las calles, de cara al verano, supondría un grave problema de seguridad.

Según Bernat Pons, portavoz de ASPIB la plantilla normal es de 2.600 agentes “pero si tenemos en cuenta que hay 400 plazas que no se han convocado y que otras 600 pueden perder su condición de Agente de la Autoridad -lo que es imprescindible para poder patrullar las calles- estamos hablando de una importante falta de personal que puede hacer que el turismo se resienta al no poder garantizar como toca la seguridad”.

Esta es la razón por la que centenares de personas -la gran mayoría agentes interinos de la Policía Local- se han concentrado en la calle Antonio Maura este mediodía como acto de protesta y solicitando soluciones.

La ASPIB presentó hace un par de meses un plan de consolidación a los grandes Ayuntamientos (como Palma o Calvià) así como al Consell “pero no hemos recibido respuesta”, asegura Pons, sin que pueda entender lo que sucede: “No podría decir a que se debe el silencio de la Administración pero supongo que están esperando a que el Tribunal Supremo se pronuncie al respecto en una próxima sentencia que debe fallarse” (y que reconocería la imposibilidad de que un agente de autoridad esté contratado interinamente).

El plan de consolidación presentado permitiría, vía el articulado del Estatuto Básico del Empleado Público y de la Constitución e incluyendo varias sentencias del Supremo y de diversos Juzgados y Tribunales de toda España, la forma en que las administraciones públicas podrían realizar dicho acto, con carácter de urgencia y de forma única, y solventar así la problemática de que este verano en Baleares haya un gran déficit de efectivos de Policía Local.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.