Foto: Reuters

El líder norcoreano, Kim Jong Un, ha expresado este lunes su respaldo al acercamiento diplomático entre Corea del Norte y Corea del Sur y ha manifestado su deseo de “escribir una nueva historia de reunificación nacional”.

Kim ha pronunciado estas palabras durante su encuentro con la delegación de alto nivel surcoreana que se encuentra de visita en Pyongyang, según ha informado la agencia de noticias oficial norcoreana, KCNA.

“Ha escuchado de la disposición del presidente Monn Jae In para una cumbre del enviado especial del Sur, ha intercambiado opiniones y ha llegado a un acuerdo satisfactorio”, ha informado KCNA, que no especifica a qué acuerdo se refiere.

“Ha dado una instrucción importante a la instancia relevante para que se tomen medidas concretas para ello. También ha mantenido un intercambio de opiniones para rebajar la grave tensión militar en la península de Corea y activar el diálogo versátil, el contacto, la cooperación y el intercambio”, ha añadido la agencia norcoreana siempre refiriéndose a Kim Jong Un.

La delegación surcoreana es la primera representación oficial del país que se reúne con el líder norcoreano, quien asumió el poder en diciembre de 2011.

Entre los diez integrantes de la misión está el director de la Oficina de Seguridad Nacional, Chung Eui Yong, quien encabeza la delegación; el director del Servicio Nacional de Inteligencia, Suh Hoon, y el viceministro para la Unificación, Chun Hae Sung. El objetivo del viaje es intentar impulsar un acercamiento entre Pyongyang y Estados Unidos y de hecho la misión viajará próximamente a Washington para informar de los progresos.

“Llevamos el deseo presidente Monn Jae In de lograr la desnuclearización de la península de Corea y una paz permanente con buena voluntad y mejores relaciones intercoreanas generadas en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang”, declaró Chung antes de partir hacia Pyongyang.

Las dos Coreas siguen técnicamente en guerra porque solamente firmaron un armisticio para cesar indefinidamente las hostilidades después de la guerra de 1950-53. Pyongyang mantenía un discurso agresivo con Corea del Sur y Estados Unidos, que tiene desplegados en la península 28.500 militares.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.