Un joven ha sufrido un aparatoso accidente mientras iba al volante de una furgoneta. El vehículo ha caído desde una altura de unos tres metros este miércoles por la tarde en Palma. El conductor ha podido salir del automóvil por su propios medios y con heridas leves.

El hombre de 28 años acababa de pasar la rotonda que hay en la carretera vieja de Bunyola y que hace esquina con la calle Setze de Juliol a las 15:15 horas. Se dirigía hacia el desvío de la autopista de Inca que va a Andratx, justo detrás de la Fira del Ram. Sin embargo, perdió el control del vehículo, se subió a un guardarraíl y se precipitó desde una altura de unos tres metros.

Un testigo vio desde detrás cómo caía la furgoneta, por lo que en seguida llamó a emergencias. Una ambulancia, la Guardia Civil de Tráfico y una brigada de Carreteras del Consell se desplazaron hasta el lugar de los hechos.

El chico accidentado logró salir por su cuenta del automóvil, que había adquirido hace solo dos meses. Por suerte para él, sus heridas eran leves. Aun así, después de que los sanitarios lo atendieran, fue trasladado hasta un centro hospitalario.

Dado el lugar en el que quedó el vehículo, una grúa lo tiene que sacar con una pluma. Esto requiere cortar ese tramo de la carretera mientras actúan.

Por su parte, la brigada de Carreteras ha retirado los restos del accidente que han quedado en la vía y ha señalizado la zona.

Ahora es la Guardia Civil de Tráfico la que se hace cargo del accidente, del cual se desconocen los motivos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.