La Policía Nacional está investigando un intento de secuestro ocurrido el miércoles en Manacor, donde un individuo supuestamente se paró al lado de un niño y le insistió para que se subiera a su coche. Asimismo, han pedido que no cunda el pánico por este caso denunciado.

Un niño de 11 años salió el miércoles del colegio cuando de repente un vehículo de color gris se paró a su lado. Su conductor era un hombre de mediana edad y calvo. Empezó a insistir al pequeño para que se subiera a su coche, porque su madre supuestamente le dijo que le acompañara hasta su casa, según la versión del afectado. Dada esta situación, el preadolescente se asustó y huyó.

Cuando llegó a casa, el niño contó todo lo que había ocurrido a sus padres. Nada más descubrirlo, fueron a la Policía Nacional para denunciar los hechos. Desde entonces, los agentes están investigando los hechos.

Asimismo, la Policía Nacional ha llamado a la calma ante este caso y que no cunda el pánico. De todas formas, se recomienda a los padres que hablen con sus hijos y les recuerden que no deben dirigir la palabra a desconocidos ni tampoco subirse a sus coches, por mucho que les digan que conocen a sus progenitores.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.