Foto: Reuters

El ministro de Exteriores de Reino Unido, Boris Johnson, ha anunciado que este lunes llegarán a Londres inspectores de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) para investigar el envenenamiento del ex espía ruso Sergei Skripal y de su hija en Salisbury.

Las autoridades británicas están prácticamente convencidas de que Skripal y su hija Yulia fueron contaminados con un agente tóxico, posiblemente el identificado como Novichok, derivado del gas VX, y han responsabilizado de ello al Gobierno de Moscú. Padre e hija están ingresados en estado grave desde el incidente, el pasado 4 de marzo.

Moscú ha negado toda participación y ha acusado a Reino Unido de dar evasivas a la hora de aceptar su colaboración en la investigación del caso. El Kremlin había llegado incluso a aceptar la participación de la propia OPAQ como organismo independiente, una decisión finalmente realizada por Londres de manera unilateral.

“La respuesta de Rusia ha sido una combinación de sarcasmo y delirio”, ha declarado Johnson en la cadena BBC antes de anunciar la llegada de los investigadores.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.