Foto: Reuters

Las autoridades saudíes han anunciado este domingo la incautación de más de 350.000 pastillas de Captagon, una droga habitualmente empleada por los yihadistas para cometer atentados, según informa la agencia oficial de noticias saudí, SPA.

Se trata de un psicoestimulante que está hecho de una combinación de anfetamina y teofilina con el fin de reforzar la fortaleza física. En la década de los 50, cuando se creó, se usaba para tratar la depresión, el trastorno por déficit de atención y la narcolepsia.

Fue prohibido en los países occidentales en la década de 1980 cuando el científico descubrió que era altamente adictivo. Elimina el miedo y el cansancio, y su uso está igualmente extendido en países inmersos en conflictos armados, como Siria, donde el pasado día 8 las autoridades se incautaron de casi medio millón de comprimidos, según informaron fuentes oficiales a la agencia de noticias rusa RIA Novosti.

El cargamento de este fin de semana ha sido apresado en el aeropuerto de Al Jawf, según ha precisado el director general del servicio de aduanas aeroportuarias, Hamid Al Anzi. Las pastillas estaban escondidas dentro de bolsas de café y cajas de caramelos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.