Un hombre de nacionalidad marroquí ha tenido que ser atendido esta madrugada por los servicios médicos después de recibir una fuerte paliza en un local del Paseo Marítimo de Palma.

Hacia las 3:30 horas de la madrugada varias patrullas de la Policía Nacional y de la Policía Local se han desplazado hasta un local donde, según varias llamadas recibidas, se estaba desarrollando una pelea multitudinaria.

Los primeros en llegar han sido efectivos de la Policía Nacional quienes se han topado con una pelea en la que participaban varios individuos a los que han logrado sacar del local y apaciguar.

Entre los participantes se hallaba un individuo de origen marroquí y unos 30 años de edad cubierto de sangre quien no podía siquiera abrir los ojos debido a los golpes recibidos por lo que ha sido atendido por los sanitarios de una ambulancia que se ha desplazado hasta allí.

Según han explicado unos testigos, este hombre habría entrado en el local, roto una botella y atacado a varias personas que iban en grupo quienes se han lanzado sobre él y le han golpeado.

Otros testigos, sin embargo, han explicado que el grupo ha pillado al marroquí robando una cartera a uno de ellos y que, al verse sorprendido y viendo el cariz que tomaban las cosas, ha cogido una botella y la ha roto para intentar defenderse, momento en que se ha iniciado la pelea.

Ya en el exterior, y con los ánimos más calmados, el hombre ha combinado momentos de tranquilidad con otros de fuerte agresividad, encarándose con la Policía, profiriendo amenazas de muerte y asegurando que volvería al lugar para  vengarse.

Finalmente la Policía se ha visto obligado a reducirlo y ponerle unos grilletes y se investiga ahora lo sucedido.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.