Foto: Reuters

El piloto británico Lewis Hamilton (Mercedes) ha conquistado la primera pole de la temporada en el Gran Premio de Australia, que inaugura el Mundial de Fórmula 1, y partirá desde la primera línea de la parrilla junto al finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari), mientras que los españoles Carlos Sainz (Renault) y Fernando Alonso (McLaren), que se quedó a una décima de entrar en la Q3, partirán noveno y décimo, respectivamente.

Con una magnífica vuelta (1.21.164), el vigente campeón del mundo se garantizó la plaza de privilegio y ganó la primera batalla del año al alemán Sebastian Vettel (Ferrari), que desde la tercera posición tratará de repetir la hazaña del año pasado en Melbourne, cuando ganó la carrera después de salir por detrás del inglés.

Mientras, Sainz consiguió alcanzar la última tanda de la sesión de calificación, a la que no llegó un Alonso que con la sanción de cinco posiciones del finlandés Valtteri Bottas (Mercedes) por sustituir la caja de cambios ascenderá de la undécima a la décima plaza de salida, compartiendo quinta fila con el madrileño.

Precisamente, la jornada en Melbourne estuvo marcada por el accidente de Bottas durante la Q3, que sin embargo no tuvo consecuencias físicas para el piloto. Sí retocará la parrilla, que se moverá hasta dejar al escandinavo undécimo, justo por detrás del asturiano, tras hacer los retoques pertinentes en el monoplaza.

Con el asfalto del Circuito de Albert Park seco y en buenas condiciones, los pilotos se lanzaron a conquistar la tabla de tiempos en la Q1, con Hamilton marcando la referencia por delante de Raikkonen. Mientras, tanto Sainz como Alonso se colaban en el ‘Top 10’ en esta primera tanda.

La cabeza se movió en la Q2, con Vettel liderando la parrilla, y el asturiano se despidió de la lucha desbancado por unos Haas y unos Renault que ofrecieron mejores prestaciones. También se quedaron fuera, contra pronóstico, los dos Force India del mexicano Sergio ‘Checo’ Pérez y el francés Esteban Ocon.

La pelea se aplazaba para la definitiva Q3, donde el británico se empleó a fondo para imponerse a los dos monoplazas del ‘Cavalino Rampante’. Así, lograba la pole número 73 de su carrera, la séptima en Melbourne, y superaba a su idolatrado Ayrton Senna como el piloto de la historia que más primeras posiciones de salida ha conseguido en el circuito oceánico.

Mientras, Sainz se veía superado por su compañero de equipo, el alemán Nico Hulkenberg, y por el francés Romain Grosjean (Haas) y tenía que conformarse con el noveno puesto de salida, en una quinta línea en la que saldrá a la par con Alonso.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.