La exdiputada de la CUP Anna Gabriel ha asegurado que está en Ginebra para alertar de las vulneraciones de derechos humanos que cree que se producen en el Estado y en otros lugares del mundo: “Mientras haya una sola vulneración de derechos, una sola presa política en las cárceles, pondré mi cuerpo, mi alma y mi cabeza al servicio de la denuncia de estas vulneraciones”.

Lo ha dicho en declaraciones a los medios tras asistir al acto ‘Regresión de los Derechos Humanos en España’ organizado por el Instituto de Derechos Humanos de Catalunya y celebrado en la sede de la ONU en Ginebra, y ha destacado que ha servido para situar “la vulneración de derechos humanos del Estado español en la sede de Naciones Unidas”.

Ha afirmado que su decisión de establecerse en Ginebra se debe a su voluntad de interpelar a la comunidad internacional pero también a los estados, a la sociedad civil y “a cualquier persona que se sienta interpelada en la defensa de los derechos humanos”.

Gabriel también ha señalado que está en Suiza para reivindicar que el Estado “pare esta ofensiva y esta vulneración de derechos humanos, e intentar contribuir a que no se produzca nunca más, en ninguna parte y contra nadie”.

Asimismo, ha explicado que ha escogido la ciudad de Ginebra porque es “la sede de todo el mundo”, de la ONU, de ONGs y ha sido históricamente una ciudad de acogida de refugiados, y ha recordado que en Suiza es muy habitual la celebración de referéndums para que la ciudadanía decida sobre muchos temas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.