El área de Medio Ambiente del Consell de Formentera ha retirado desde el pasado mes de septiembre un total de 13 embarcaciones, cinco auxiliares, dos remolques, cinco tablas de windsurf y un kayak, en el litoral del Estany des Peix.

La retirada se ha hecho después de llevar a cabo labores de vigilancia en los alrededores de esta zona, unas tareas de control que han permitido comprobar que dichas embarcaciones y objetos presentaban estado de abandono o que, por circunstancias meteorológicas, podían afectar al medio ambiente a causa de hundimientos que provocaran riesgo de derrames de combustible.

Desde el Consell de Formentera han recordado que, si el estado de las embarcaciones o artefactos flotantes provoca riesgo de contaminación o para la navegación, la institución puede ordenar su retirada inmediata notificándolo a las autoridades competentes, en este caso Demarcación de Costas y el Parque natural de Ses Salines dependiente de la Conselleria de Medio Ambiente.

Asimismo, si el objeto lleva más de un mes en el mismo lugar y se encuentra en igual estado de abandono y ocupando dominio público, éste puede considerarse un residuo, en cuyo caso el Consell tiene la competencia para retirarlo y tramitar la correspondiente sanción.

La consellera insular de Medio Ambiente, Daisee Aguilera ha destacado que “el Estany des Peix es un espacio público protegido” y ha hecho un llamamiento a recuperar los usos tradicionales y reducir la presión comercial que sufre en la actualidad.

Cabe recordar que el Consell de Formentera elaboró una propuesta de regulación del fondeo para ordenar esta zona de especial interés natural que actualmente está en tramitación.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.