La mujer que se atragantó el lunes mientras comía en La Vileta, Palma, falleció el jueves por la noche. Así, el esfuerzo titánico que hicieron una doctora, dos policías nacionales y varios vecinos para socorrer a la víctima resultaron al final en vano.

Su muerte se confirmó el jueves a las 20:45 horas. La mujer había permanecido ingresada en el hospital de Son Espases todo este tiempo. Su estado no era nada halagüeño. Su situación era crítica y no dio señales de mejora hasta que al final se produjo el fatal desenlace.

El suceso ocurrió el lunes por la tarde en la calle Costa de Saragossa. La víctima, de 40 años, estaba junto a sus dos hijos de 11 y nueve años comiendo cuando se atragantó. En ese momento entró en pánico e intentó desatascar la obstrucción de sus vías ella misma, pero no pudo y además se provocó heridas que hicieron que sangrara por la boca.

Después, la mujer salió a la calle para pedir ayuda, pero cayó desplomada. Varios vecinos fueron rápidamente a socorrer a la herida, al igual que una doctora fuera de servicio, quien empezó la reanimación. Poco después se sumó una patrulla de la Policía Nacional tras las llamadas que realizaron pidiendo urgentemente su presencia y finalmente se presentó una ambulancia.

Por suerte, en un primer momento lograron mantener a esta madre con vida y fue trasladada a Son Espases. De todas formas, durante estos minutos se vivieron situaciones muy tensas. Los hijos de la víctima lloraban por miedo a que se hubiera muerto. A pesar de que se la salvó, al final no logró sobrevivir.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.