Foto: Reuters

El primer ministro belga, Charles Michel, ha reclamado coordinar una respuesta europea en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE los próximo 22 y 23 de marzo por el “ataque serio” e “inaceptable” con un agente químico militar en Reino Unido.

“Condeno con firmeza este ataque. No es solo un intento de asesinato, sino un ataque serio a la seguridad de la población. Esto es inaceptable”, ha subrayado el primer ministro belga en un comunicado.

Michel ha reafirmado la “solidaridad” de Bélgica por Reino Unido por el ataque y ha instado a Rusia a “colaborar” para “arrojar luz” sobre el caso.

El líder liberal belga ha instado al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, a “coordinar una respuesta de los 28 Estados miembro en la Unión Europea” aprovechando la cumbre de líderes europeos la próxima semana.

“Es fundamental que la Convención para la Prohibición de Armas Químicas y los compromisos internacionales sean plenamente respetados”, ha remachado.

Tusk ya avanzó este martes que está “listo” para incluir el asunto en la agenda de la cumbre la semana y trasladó su “plena solidaridad” a May por “el ataque brutal, inspirado, muy probablemente, por Moscú” a través de su perfil de Twitter.

Fuentes diplomáticas dan por hecho que el asunto se abordará en la cumbre de los líderes la semana que viene, aunque la primera ministra británica, Theresa May, “debería pedirlo”.

El jefe de la diplomacia británica, Boris Johnson, ha pedido abordar el asunto en la reunión de los ministros de Exteriores de la UE el próximo lunes en Bruselas, aunque el Gobierno de Reino UNido ya informó a sus socios europeos del caso en la reunión de los embajadores ante el Comité Político y de Seguridad de la UE este martes, donde recibió muestras de “apoyo y solidaridad” de una decena de países, según fuentes diplomáticas consultadas.

“Se trata de una discusión. No se trata de aprobar sanciones. Si se llegara a abordar algo de sanciones se haría a nivel de jefes de Estado y de Gobierno. Por ahora se trata como un asunto nacional”, han explicado las fuentes consultadas.

El doble agente ruso Sergei Skripal y su hija, Yulia, fueron hallados inconscientes junto a un centro comercial de Salisbury el 4 de marzo, después de estar expuestos a un agente químico de la era soviética, un ataque que el Gobierno británico ha atribuido a Rusia tras asegurar que se trata de un agente militar “desarrollado por Rusia” y ha anunciado la expulsión de 23 diplomáticos rusos y la ruptura de los contactos de alto nivel.

May ha insistido en que todas los indicios apuntan a Rusia como “culpable” este jueves de nuevo durante una visita a la localidad británica, aunque Rusia ha negado toda implicación y le ha instado a presentar pruebas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.