El precio medio del litro de gasóleo y gasolina ha caído esta semana hasta un 0,17% para marcar nuevos mínimos del año a las puertas de la Semana Santa, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE) recogidos por Europa Press.

De esta manera, el litro de gasóleo mantiene su tendencia bajista y retrocede esta semana hasta un nuevo mínimo anual, situándose en los 1,129 euros, tras encadenar su segundo descenso (-0,17%) consecutivo.

En el caso de la gasolina, el precio medio del litro se ha abaratado esta semana un 0,08%, para caer hasta un precio de 1,22 euros, su nivel más bajo en lo que va de 2018.

Estos niveles de precios mínimos del año coinciden con la Semana Santa, cuya operación salida arranca mañana y en la que la Dirección General de Tráfico (DGT) prevé un total de 15,5 millones de desplazamientos por carretera.

Esta tendencia bajista en los precios de los carburantes se enmarca en un contexto de contención en los precios del crudo, que se han alejado de la cota de los 70 dólares por barril que tocaron en enero.

No obstante, el barril de crudo Brent, de referencia en Europa, cotizaba este jueves a 68,99 dólares, casi cuatro dólares más que hace una semana debido al encarecimiento registrado en los últimos días, mientras que el Texas americano se intercambia a 64,82 dólares, tres dólares y medio por encima que hace siete días.

HASTA UN 3% MÁS CARO QUE EN LA SEMANA SANTA DE 2017.

A pesar de estos niveles en mínimos en lo que va de año, los precios de los carburantes serán hasta más de un 3% que en la Semana Santa del año pasado, que cayó entonces a principios de abril.

En la Semana Santa de 2017, el precio medio del litro de gasóleo estaba un 3% por debajo de los precios actuales, mientras que el de la gasolina era un 0,4% más barato.

Con los actuales precios, el llenado de un vehículo con un depósito medio de 55 litros de gasolina cuesta 67,1 euros, unos 30 céntimos más que el año pasado, mientras que en el caso del gasóleo asciende a 62,09 euros, casi dos euros más.

MÁS BARATA EN ESPAÑA QUE EN LA UE.

La gasolina es más barata en España que en la media de la UE y la zona euro, donde el precio de venta al público del litro de combustible Euro-Super 95 se sitúa en 1,352 euros y 1,385 euros, respectivamente, mientras que el litro de gasóleo cuesta 1,254 euros en la media de la UE y 1,253 euros en la eurozona.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los nuevos gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal, en general, que la media comunitaria.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.