El conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, ha anunciado este lunes que el port de Sóller tendrá lonja de pescadores antes del verano de 2019.

Así lo ha manifestado al Ayuntamiento de Sóller y a la cofradía de pescadores, con quienes se ha reunido para informarles sobre el inicio de licitación de las obras, con un presupuesto de 1 millón de euros. La inversión por parte del Govern es de 1,2 millones, al sumar a las obras otros 200.000 euros para la renovación del alumbrado.

Pons ha explicado que Puertos de Baleares (Ports IB) ya cuenta con el espacio necesario y el proyecto redactado y aprobado para licitar las obras de la lonja y un aparcamiento en superficie.

La previsión es que las obras de la futura lonja comiencen el próximo mes de octubre, para no interferir en la temporada turística. Para el proyecto, Ports IB ha rescatado más de 4.300 metros cuadrados de terreno que tenía cedidos en concesión para destinarlos a uso público, según ha indicado la Conselleria.

Pons ha expresado su “satisfacción” por poder impulsar la obra en un proceso que “no ha sido fácil”. “Por fin ya están todos los informes positivos y el acuerdo, y podemos dar luz verde a las obras de unos servicios tan reclamados por el Ayuntamiento de Sóller y, especialmente, por parte de los pescadores”, ha celebrado el conseller.

LONJA DE PESCADORES EN EL PORT DE SÓLLER

El proyecto consta de un único edificio y de la urbanización del espacio que la rodea. El objetivo es que el conjunto que se conforme entre este edificio y el resto del club náutico ofrezca un aspecto formal similar visualmente.

El edificio tendrá tres áreas diferenciadas: una zona de la actividad de pesaje y venta, acompañada de los espacios auxiliares necesarios (cámara y almacén de hielo); un almacén de redes para los pescadores; y oficina, vestidor y baños. La zona que separa el área de venta del resto estará diferenciada con un pasillo de acceso al aire libre.

La actuación se complementa con la adecuación de un aparcamiento público en superficie que delimitará el área con el comienzo de la zona de concesión.

El proyecto incluye un tratamiento paisajístico con buganvillas en la entrada y un bosque virtual de palmeras en la zona del aparcamiento que, a la vez, funcionarán como elementos de sombra. El espacio se complementará con un conjunto de tamarindos ordenados a partir de elementos de mobiliario urbano.

En cuanto a la instalación del alumbrado, Ports IB modificará todo el sistema para cambiar la red de baja tensión e instalar nuevas torretas de conexión al suministro eléctrico de los barcos del puerto.

La concesionaria del puerto, Nuevos Puertos Deportivos SL, tendrá la mitad del espacio del que disponía hasta ahora, un cambio adoptado de mutuo acuerdo. De este modo, Ports IB recupera espacio e incrementa hasta 131.882 euros el canon anual que debe pagar la concesionaria, mientras que ésta ejecutará su proyecto, con una inversión de cerca de 3 millones de euros, que recoge la construcción de tres edificios, siendo el principal el del club náutico.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.