El Consell de Govern tiene previsto aprobar este viernes el decreto de conocimiento del catalán en la sanidad pública, y, tal como han recalcado, ahora solo se está pendiente de trámites administrativos.

Por su lado, desde la Conselleria de Salud, han explicado que lo que les interesa es que el decreto se apruebe “lo antes posible” para poder realizar la convocatoria de oposiciones -unas 5.000 plazas-, que, tal como han expresado, es uno de sus “principales objetivos”.

De esta manera, si finalmente no se aprueba este viernes, será el próximo, después de que este jueves el Consell Consultiu emitiese un dictamen en el que avalaba dicho decreto.

A pesar del dictamen a favor, tres de sus miembros emitieron votos particulares en los que consideran que el decreto del catalán es inconstitucional y que vulnera derechos básicos del empleado público.

Respecto al decreto, tal como acordaron finalmente los partidos del Govern, tras una serie de negociaciones, el requisito del catalán se exigirá a partir de los dos años tras haber superado las oposiciones.

Además, se prevé que el requisito para médicos y el colectivo de enfermería sea del B1, en vez del B2, nivel que se había planteado en un principio. Para auxiliares de enfermería y celadores se pedirá el A2.

CONCENTRACIÓN

Por su lado, la asociación Sociedad Cívica Balear (SCB) ha organizado una concentración para este viernes junto con la Plataforma Mos Movem contra el decreto del catalán en sanidad.

La concentración tendrá lugar a las 13.30 horas en el Consolat de Mar, la sede del Govern, porque consideran que su presidenta, Francina Armengol, ha perdido “el poco sentido común” que creían que le quedaba.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.