La Asociación de los Inmigrantes Senegaleses en España (Aise) ha reclamado este viernes una “condena inmediata” para los policías “asesinos” que pudieron haber perseguido al senegalés fallecido ayer víctima de un infarto en la calle del Oso del barrio de Lavapiés.

En un manifiesto leído en la plaza Nelson Mandela del barrio madrileño y respaldado, entre otras asociaciones, por SOS Racismo y el Sindicato de Manteros y Lateros de Madrid, el portavoz del colectivo de senegaleses, Cheikh Ndiaye, ha remarcado su “profundo y gran dolor” por la muerte de su compatritota, “un hermano, un amigo, un compañero mantero”, tras una “redada y persecución racista de la Policía Municipal de Madrid”.

En primer lugar, el representante ha querido dejar claro que los senegaleses no fueron los causantes de los disturbios acaecidos anoche tras darse a conocer el fallecimiento de este mantero: “Nos duele que nos acusen de ser ladrones. Nosotros no rompimos nada, ni hicimos daño a nadie, ni robamos bancos. Fueron grupos ultras que aprovecharon para quemar contenedores”.

Ndiaye ha calificado la muerte de su compatriota como “un crimen de violencia de Estado, contra la humanidad”. “Pedimos la condena inmediata para los asesinos”, ha añadido, para acto seguido narrar su versión sobre los hechos.

PATADAS DE LOS POLICÍAS

“De acuerdo con los compañeros que también sufrieron la persecución, desde Sol hasta Lavapiés la Policía Municipal propinó patadas constantes a los compañeros para que cayesen al suelo y poder detenerles. Cuando cayó al suelo en la calle del Oso un compañero intentó ayudarle, pero la Policía lo impidió. Si hubieran dejado que le ayudara quizás hoy no estaríamos hablando de esta desgracia”, ha lamentado.

Por ello, reclaman a los agentes que “dejen de hacer persecuciones y redadas todos los días”, al tiempo que recuerdan que este “no es un suceso aislado”: “Forma parte de una dinámica del Gobierno español, que está alimentado de racismo”.

En este sentido, consideran que este “crimen” está respaldado por la Ley de Extranjería, “una ley que mata, tortura y humilla a los inmigrantes tanto en la calle como en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE)”. “Nos excluye de la sociedad, no podemos ejercer nuestros derechos básicos”, ha apostillado.

“Queremos recordar a todos los asesinados por estas leyes racistas y a nuestros hermanos de los CIE. También a aquellos que intentan llegar hasta aquí y son asesinados en las fronteras”, ha concluido.

Más de medio centenar de personas se han concentrado esta mañana en la plaza de Nelson Mandela para rendir homenaje al ciudadano senegalés que perdió ayer la vida. Tras leer este comunicado, los asistentes han aplaudido y clamado “Ningún ser humano es ilegal”, una consigna que se suele repetir cuando estos colectivos se manifiestan.

Aunque ayer se convocó una concentración para hoy a las 18 horas en este mismo punto, esta mañana tanto Aise, como el Sindicato de Manteros, SOS Racismo y otros colectivos, como el de apoyo a los gitanos, han denunciado las “persecuciones racistas” que se vienen repitiendo desde la Policía municipal.

Durante la lectura del manifiesto han reiterado que “a pesar del dolor que sienten” por lo ocurrido ayer, ellos no son los responsables del vandalismo que se produjo a continuación en el barrio. “Tenemos algo que nos duele pero no somos ladrones”, ha insistido otro portavoz presente.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.