Polícia Militar de Rio de Janeiro

Dos personas han muerto y una más ha resultado herida durante el secuestro a una sucursal del Banco Santander del barrio de Madureira, en Río de Janeiro. Los secuestradores se han entregado tras negociar con la Policía. Los fallecidos son un policía militar retirado y uno de los ladrones.

El asalto comenzó a las 16.00 horas, hora de cierre de la sucursal, cuando había al menos 30 personas dentro del inmueble. A lo largo de las negociaciones fueron liberados varios grupos y cuando finalmente se entregaron a las autoridades había solo ocho rehenes, ha informado el diario brasileño ‘O Globo’.

Los cuatro asaltantes se entregaron a principios de la noche del viernes después de cerca de tres horas de negociación con agentes del Batallón de Operaciones Especiales de la Policía.

Familiares de los propios delincuentes colaboraron en las negociaciones, ha confirmado la Policía, que asegura también que los rehenes en ningún momento fueron amenazados por los ladrones. Los asaltantes entregaron siete armas.

El banco ha lamentado el asalto y ha informado de que está prestando asistencia a clientes y trabajadores. “Lamentamos profundamente la violencia ocurrida hoy en nuestra agencia de Madureira, en Río de Janeiro. Trasladamos nuestras condolencias a los familiares de las víctimas y comprometemos todo nuestro apoyo y asistencia a nuestros clientes, trabajadores y terceros. No escatimaremos esfuerzos en la aportación de informacdión a la Policía para esclarecer lo ocurrido”, ha explicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.