La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 32 años por secuestrar a otro varón. Durante tres días le mantuvo encerrado en un piso de Palma, donde le agredió varias veces y le obligó a sacar cada jornada 600 euros del banco. El juez ya ha decretado su ingreso en prisión.

Agentes de la Guardia Civil de Marratxí descubrieron el miércoles in fraganti al ahora detenido mientras acompañaba a su víctima, un hombre de 42 años, a un cajero en la calle  Alfons el Magnànim.

Eso sí, los hechos se remontan hasta el pasado lunes. El hombre engañó a su víctima para que fuera con él a su domicilio, donde fue encerrado y recibió numerosas palizas. De esta forma, conseguía que le llevara hasta un cajero automático, donde realizó varias extracciones diarias de 600 euros, el máximo permitido.

Mientras permanecía encerrado sufrió agresiones, amenazas e incluso llegó a atacarle con un cuchillo de cocina.

En una de las salidas a los cajeros automáticos, la victima observó la sede de la Cruz Roja muy próxima a su lugar de cautiverio. Este detalle resultó vital, ya que en un momento de despiste de su secuestrador, se hizo con el teléfono y mandó un mensaje a su padre para informarle de todo lo sucedido.

Una vez que el padre se puso en contacto con la Guardia Civil, se montó un dispositivo de vigilancia en las cercanías del lugar que describía la víctima. Varias horas después se localizó al autor de las agresiones junto a su pareja, mientras trasladaban hasta un cajero a la persona secuestrada, quien apenas podía mantenerse en pie. En ese momento los agentes se abalanzaron sobre el secuestrador y le detuvieron allí mismo.

En el momento del arresto se localizó en el pie del autor de los hechos una pulsera de localización GPS para agresores de violencia de género. Tenía una orden de alejamiento sobre la mujer que se encontraba con él en ese momento.

La víctima fue trasladada hasta un centro hospitalario donde le trataron la rotura de varias costillas y del tabique nasal. Además, presentaba numerosos golpes y cortes por todo el cuerpo.

El detenido ya ha sido presentado ante la autoridad judicial de Palma, que decretó prisión sin fianza. Se le imputan los delitos de secuestro, amenazas, coacciones, lesiones y quebrantamiento de condena.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.