Un camión de Correos está siendo objeto de polémica en la calle Pau Piferrer, en Palma. El vehículo pesado ocupa “casi cada mañana” parte de la acera, lo que obliga a algunos peatones a invadir la calzada, según denuncian algunos vecinos, con el consiguiente peligro que genera. Todo esto se ve agravado por las malas formas del conductor, manifiesta el afectado.

Los problemas suceden habitualmente entre las 6:30 y las 7:30 horas. “Yo iba con mis nenas de 12 y de 8 años al colegio, tuvimos que bajar a la calzada y casi nos atropellan, porque además (el camión) tapa la visión”, explica un ciudadano afectado. En ese lugar hay una oficina de Correos y hay un punto donde estos vehículos se introducen en el edificio, presumiblemente para cargar o descargar paquetes. Igualmente, justo delante del local hay un gran espacio reservado solo para automóviles de la misma empresa.

Después de lo sucedido, el hombre recriminó al chófer que ocupara la acera y le preguntó “si tenía algún permiso para obstaculizarla”. Según narra este vecino, su respuesta fue que aparca “donde le sale de los cojones”. Después de eso, “saqué mi móvil y cuando me disponía a hacer fotos se bajó del camión”, continúa relatando, y entonces el conductor “me dijo a ver si me tenía que tocar la cara“. El hombre, lejos de evitar un conflicto, se marchó “para no montar un espectáculo” delante de sus hijas.

Tras estas palabras amenazantes, este palmesano ya opta por “cruzar por la acera de enfrente” y evitar un encontronazo. Una vez ya estuvo a punto de llegar a las manos, por lo que prefiere no entrar en mayores conflictos. Esta situación la define con una única palabra: “Vergonzoso”.

Él no es el único que ha sufrido las consecuencias del camión sobre la acera. “Una mamá con el carro de bebé se ha enfadado mucho por lo mismo y han discutido“, recuerda. En este sentido, apunta que un cochecito de estas características en medio de la calle puede ocasionar alguna situación de peligro.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.