180 voluntarios participaron este domingo en la primera limpieza de playas de la temporada, esta vez en la de Santa Ponça. La actuación se enmarca en la campaña Let’s Clean Up Europe y se apuntaron sobre todo miembros de la asociación Ondine, dedicada a la conservación marina de Baleares. En esta primera jornada se retiraron 67 kilos de basura.

En esta jornada lograron retirar 4.442 objetos de una zona de 50 metros. Más de la mitad eran plásticos, pero también hallaron más de 500 colillas, 271 bastoncillos de algodón o 134 trozos de cuerda o redes. Ya en menor medida, recogieron ropa, botellas, juguetes, bolsas o cañitas.

El objetivo de la campaña Let’s Clean Up Europe es el de “concienciar a la ciudadanía sobre la protección del medio ambiente y los problemas que generan los residuos abandonados”.

El Ayuntamiento de Calvià, a través del servicio de Medio Natural y Urbano, fue el encargado de organizar esta jornada. Asimismo, también colaboraron la asociación Ondine, Calvià 2000, el Rotary Club Calvià Internacional, la Asociación Hotelera de Santa Ponça y el Hotel Don Jaime.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.