Una farmacia de la urbanización Las Palmeras (Llucmajor) ha sido víctima de un atraco a punta de pistola. El suceso, ocurrido el lunes por la noche, movilizó a varias unidades de la Policía Local y la Guardia Civil. Inmediatamente se pusieron a buscar al atracador, pero no hubo éxito.

Eran las 20:30 cuando una farmacia de Las Palmeras ya estaba cerca de la hora de cierre. En un momento en el que no había nadie más que la dependienta en el establecimiento, un individuo armado entró en el local. Iba con toda la cara tapada y le exigió que le diera todo el dinero de la caja.

No pasó ni siquiera un minuto y el hombre ya estaba fuera del local y con un botín de 800 euros. De allí se marchó en un Fiat Panda de color gris, tal y como presenciaron varios testigos.

Nada más ocurrir el atraco, avisaron a emergencias y poco después llegó la Policía Local de Llucmajor. En la farmacia se encontraron a la dependienta muy nerviosa y con una crisis de ansiedad. Poco después se unió a ellos la Guardia Civil. De esta forma, iniciaron una batida por los alrededores para intentar localizar al autor del robo, pero no lo consiguieron. Igualmente, avisaron a la Policía Local de Palma y a la Policía Nacional por si dan con este hombre.

La Guardia Civil se ha hecho cargo de investigar lo sucedido, que todo apunta a que podría estar vinculado a una oleada de robos en farmacias de núcleos urbanos pequeños. Se cree que el autor podría ser el mismo que asaltó otro local en Es Pil·larí el domingo a última hora de la tarde. Este otro caso está en manos de la Policía Nacional.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.