Foto: Reuters

El ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, ha instado este lunes a la Unión Europea y la OTAN a responder “juntos” a la ciberguerra y desinformación rusas, al tiempo que ha agradecido el apoyo que ha recibido por el ataque con gas nervioso que Londres atribuye a Rusia en el que resultaron envenenados el exespía ruso Sergei Skripal y su hija en la localidad británica de Salisbury.

“Hay cosas que podemos hacer y debemos hacer juntos”, ha defendido el británico en rueda de prensa conjunta con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, después de la reunión que ha mantenido con sus homólogos de la UE, al ser preguntado qué medidas concretas pueden adoptar la UE y la OTAN para aumentar la presión sobre Rusia.

El jefe de la diplomacia británica ha pedido atajar “juntos” por ejemplo “la desinformación de Rusia”, “compartir inteligencia de lo que Rusia está haciendo en (el terreno de) la ciberguerra”, “perseguir el dinero que ha sido obtenido de forma ilícita o corrupta”, en referencia al problema de los oligarcas rusos que podrían estar implicados en el crimen organizado, algo que “sólo se puede hacer en concertación” y “atajar la guerra híbrida”.

Stoltenberg ha subrayado por su parte el “fuerte” apoyo político que han expresado los aliados a Reino Unido por el ataque en Salisbury”, que constituye “una violación inaceptable de las normas internacionales” y se enmarca dentro de “un patrón de comportamiento temerario de Rusia” desde hace años y ha reiterado que también están dispuestos a prestar “apoyo” a Londres en su investigación del incidente si solicita ayuda.

También ha puesto en valor la importancia de la cooperación entre la OTAN y la UE en el terreno de la guerra híbrida y la ciberseguridad para responder a Rusia. “Y hemos podido llevar esta cooperación a un nuevo nivel”, ha subrayado Stoltenberg.

Johnson ha afrimado estar “animado y alentado” por “el nivel de apoyo” que ha recibido Reino Unido tras el ataque químico “en las capitales en todo el mundo” en comparación con la “tibia reacción” tras el envenenamiento hace doce años del también exespía Alexander Litvinienko, algo que ha achacado al hecho de que muchos países “han experimentado directa o indirectamente un comportamiento maligno o disruptivo ruso”.

El secretario general de la OTAN ha dejado claro que “Rusia continuará buscando dividirnos” pero “los aliados están unidos y en solidaridad con la Reino Unido”.

“La respuesta de Rusia hasta ahora ha demostrado una ignorancia total de la paz y la seguridad internacional. Seguimos pidiendo a Rusia la difusión completa del programa Novichok a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas”, ha explicado.

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea han condenado este lunes “con firmeza” el ataque con un gas nervioso y han instado a Rusia a aclarar “urgentemente” su programa del agente Novichok tras dejar claro que se toman “extremadamente en serio” la evaluación del Gobierno británico de que resulta “altamente probable” que Rusia sea el responsable, un asunto que se espera que los líderes europeos aborden en su cumbre a finales de semana.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.