Los corredores de la selección balear de carreras por montaña debutaron el pasado domingo en la Copa de España de este año. La actuación más destacable fue la de Bel Calero, quien acabó en cuarta posición en la categoría femenina.

La primera carrera se disputó en suelo malagueño, en Alhaurín el Grande. Los competidores tuvieron que recorrer un terreno duro y exigente con varias subidas duras por cortafuegos, zonas de crestas, senderos técnicos y pistas forestales. A pesar de las dificultades, Calero logró una meritoria cuarta plaza en la categoría femenina, en la que ganó Paula Cabrerizo. Asimismo, Joana Maria Cañellas terminó vigésima.

En la categoría masculina, Hamal Villar en representación de Baleares terminó en la 40ª posición a casi 40 minutos del ganador, que fue Andreu Simó.

Igualmente, hay que destacar el octavo puesto de Salvador Binimelis, que este año ha pasado de cadete a júnior.

Esta Copa de España, que depende de la Federación Española de Montaña y Escalada (FEDME), consta de cinco pruebas, incluida la celebrada el pasado fin de semana. La próxima se disputará el 15 de abril en la Garganta de los Infiernos, en Jerte (Cáceres). Los participantes deberán recorrer 27 kilómetros, en los que se enfrentarán a un desnivel positivo acumulado de 1.500 metros.

La Copa continuará en mayo en Tarragona y pasado más de un mes se trasladará a Guipúzcoa, donde les espera un recorrido de 42 kilómetros. El campeonato finalizará el 5 de agosto en Castellón.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.