Foto: Reuters

Más de cinco meses después de las elecciones generales de Alemania, los militantes del Partido Socialdemócrata (SPD) han dicho su última palabra autorizando a la agrupación de centroizquierda, tras consulta vinculante, a formar nuevamente una gran coalición con el bloque conservador de la canciller Angela Merkel.

Alemania despide así la mayor crisis de Gobierno que había enfrentado desde la Segunda Guerra Mundial. A continuación, la hoja de ruta que estipula cuáles serán los próximos pasos a dar para la formación de un Ejecutivo con plenos poderes:

5-13 DE MARZO

Después de que los conservadores de Angela Merkel ya anunciasen quiénes serán sus ministros, el Partido Socialdemócrata (SPD) dará a conocer en la próxima semana el nombre de las personas que dirigirán los seis ministerios de los que se hará cargo en el futuro Gobierno: Exteriores, Finanzas, Trabajo y Asuntos Sociales, Justicia, Familia y Medio Ambiente.

La formación ha confirmado su intención de contar con un equipo paritario, es decir, con tres hombres y tres mujeres. Algunos nombres ya han sido filtrados a la prensa.

14 DE MARZO

Se espera que el Parlamento alemán (el Bundestag), que en esta jornada tiene periodo ordinario de sesiones, elija e invista a Angela Merkel como canciller por cuarto mandato consecutivo. Para ello, en la primera votación necesitará la mayoría absoluta de los votos de los diputados, que previsiblemente logrará sin dificultad dado que la suma de conservadores y socialdemócratas alcanzan para ello.

No obstante, la sesión se espera que sea más bronca de lo habitual ya que por primera vez en más de medio siglo en la Cámara se sienta un partido ultraderechista, Alternativa para Alemania (AfD). Esta formación, de tintes xenófobos, se convirtió en las elecciones del pasado mes de septiembre en la tercera fuerza política del país.

Tras investir a la canciller, el presidente federal alemán, Frank-Walter Steinmeier, designará a los ministros propuestos por la canciller.

En caso de que no lograse la mayoría absoluta, el Bundestag dispone de dos semanas para, dado el caso, elegir a otra persona. Aquí también se exigirá que sea votado con mayoría absoluta. De no lograrse tendría lugar una última votación en la que sería suficiente con una mayoría relativa. Así, se convertiría en canciller aquel candidato que logre el mayor número de votos.

15 DE MARZO

A partir de esta fecha Alemania ya contaría con un Gobierno con plenos poderes y se despediría del Ejecutivo en funciones que ha gobernado el país durante casi seis meses.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.