Una mujer ha aceptado este lunes en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma una condena de tres años y nueve meses de cárcel, así como pagar 1,4 millones de euros –734.000 en concepto de indemnización y 736.000 en concepto de multa– por diferentes impagos a la Seguridad Social, cometidos entre 2009 y 2011.

En concreto, la acusada ha aceptado una pena de cárcel de un año y nueve meses por falsificación documental, que ha sido suspendida –como el resto de penas de cárcel– si se paga una multa de cinco euros al día durante nueve meses (1.350 euros).

Asimismo, por los dos delitos que se le imputan en contra de la Seguridad Social ha sido condenada a un año de cárcel por cada uno. La multa en este caso es de 600.000 euros, por un lado, y de 136.000 euros por otro. Además, deberá pagar una indemnización de 734.000 euros a la Seguridad Social.

Según el escrito de acusación, M.R.P.C era la administradora única y gestora de una promotora inmobiliaria con hasta 229 trabajadores que realizó varios impagos la Seguridad mediante distintas operaciones.

Tal como se recoge en el escrito de acusación, procedió a confeccionar una “documentación absolutamente apócrifa” para ocultar la “situación de impagos a la seguridad social”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.