La Policía Local de Palma ha realizado un operativo en el polígono de Can Valero que se ha saldado con 28 denuncias por botellón y otras cinco por hacer exhibiciones con el coche en la vía pública. Varios individuos se habían reunido en una calle y estaban provocando tal escándalo con los vehículos haciendo trompos que hasta en los barrios cercanos se habían quejado.

La actuación se produjo durante la noche del viernes en el polígono palmesano. La Policía había recibido y constatado varias quejas por ruido en el lugar. Así, hacia las 22 horas, unidades camufladas habían observado que en la calle 4 de noviembre se habían reunido cinco turismos. Tenían la música alta, estaban haciendo botellón y se desprendía un fuerte olor a cannabis.

Media hora más tarde, empezaron a llegar de forma constante más vehículos. Se dedicaban a tomar rotondas a toda velocidad, hacer trompos, aceleraciones y frenadas bruscas… Además, la actividad se extendió a calles próximas. Los agentes siguieron observando y anotaron las matrículas. Cerca había una patrulla uniformada preparada para actuar cuando fuera necesario.

Mientras tanto, la sala del 092 recibió quejas desde Son Rapinya o Sa Vileta por el ruido.

A la una de la madrugada, cuando ya habían recolectado mucho material, como filmaciones, intervinieron. Denunciaron a los conductores de cinco vehículos (un Audi, un Citroën, un BMW, entre otros) por conducción temeraria. Asimismo, interpusieron otras 28 por el botellón, que afectaba a la convivencia. Todos los implicados son jóvenes españoles, de 18 hasta unos 20 años.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.