Foto: Reuters

Las autoridades rusas se están planteando seriamente la posiblidad de suspender las operaciones de los aviones Antonov 148 a raíz del siniestro ocurrido hoy con uno de estos modelos, que ha costado las vidas de 71 personas cerca de Moscú, según el ministro de Transporte ruso, Maxim Sokolov, presente en el lugar.

“Tomaremos esta decisión tras consultas con Rosaviatsia (Agencia Federal rusa de Transporte Aéreo) y Rostransnadzor (Servicio Federal de Supervisión de Transporte)” junto al propio fabricante, ha explicado a los periodistas en declaraciones recogidas por la agencia oficial de noticias rusa, RIA Novosti.

El jefe de Rosaviatsia, Alexandr Neradko, ha informado a su vez que se llevará a cabo una inspección adicional no programada de la compañía Saratov Airlines, operadora del vuelo.

De momento, las autoridades han confirmado la recuperación de la primera de las dos cajas negras del aparato. El registrador de vuelo rescatado es el llamado “parametral”, es decir, el que registra los datos de vuelo. Todavía falta la grabadora de voces.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.